El director de Agricultura, Carlos Ferrero, comunicó que los resultados de las muestras de agua para el consumo humano que se tomaron en diferentes localidades de la Provincia fueron muy buenos.

La Unidad de Monitoreo Ambiental (UMA), que está conformada por la Subsecretaría de Ambiente y la Dirección de Agricultura, realizó un monitoreo de aguas subterráneas debido a algunas denuncias en medios de comunicación sobre contaminación del agua en Vértiz y Dorila.

“A raíz de esas denuncias, decidimos hacer un muestreo de esos pozos. La idea de la UMA es poder realizar un diagnóstico fehaciente, con datos de cómo está la situación de aguas en la provincia. En ese sentido estuvimos trabajamos, no es algo que sea rápido, ya que hay pocos laboratorios que realizan este tipo de análisis con la seriedad necesaria, con la sensibilidad que necesita el dato en cuanto es la cuantificación de los valores, ya que es agua para consumo humano”, contó Ferrero.

El director de Agricultura remarcó que se trabajó con tres laboratorios de calidad: el Instituto Tecnología de Alimento (ITA) del INTA Castelar; el laboratorio de General Pico, donde se analizan las moléculas de atrazina y mazapil y el PRINARC de la Universidad del Litoral, que hace un multiresiduo de 154 moléculas distintas de agroquímicos.

La UMA está conformada también por la Administración Provincia del Agua, Secretaría de Recursos Hídricos, técnicos del INTA, del INTI, de la Facultad de Agronomía, del Colegio de Ingenieros Agrónomos y del Consejo Profesional de Ciencias Naturales.

Según informó Ferrero, los trabajos comenzaron con un muestreo de 30 pozos de agua, del acuífero de la zona de Vértiz, Dorila y General Pico. Las mismas fueron enviadas al ITA donde se analizó el glifosato y AMPA (metabolito del glifosato). Además, se hicieron 54 muestras más de agroquímicos, “en la cual todos los resultados fueron muy buenos”, puntualizó.

“A nivel de pozo, en solo tres muestras se detectó que había residuos de glifosato, muy por debajo de lo que son los niveles admitidos por la Organización Mundial de la Salud. El nivel que proponen de la OMS es de 700 microgramos por litros y nosotros estábamos en 2 microgramos por litro. O sea, prácticamente nada”, contó.

También se refirió al muestreo que realizaron en los tanques elevados, donde distintos pozos llevan el agua, que se distribuye para el consumo de las personas. “Evaluamos 19 tanques de 15 localidades (Arata, La Maruja, Eduardo Castex, Conhelo, Caleufú, Rucanelo, Quemú Quemú, Ingeniero Foster, General Pico, Dorila, Vértiz, Speluzzi, Intendente Alvear, entre otras. En este caso, las muestras dieron muy bien, la legislación más restrictiva en lo que es agroquímicos es la Comunidad Económica Europea, que determina que la suma de todas las moléculas que detecten en una muestra de agua no debe ser mayor a 5 microgramos por litro. Todas las muestras se mandaron al PRINARC, que evalúa 154 muestras de agroquímicos y sólo aparecieron 6 moléculas. Y la sumatoria de esas 6 moléculas dio por debajo de los 5 microgramos por litro. O sea, que estamos muy bien”, detalló.

Los datos de los distintos análisis fueron presentados en el simposio de Malezas que se desarrolló la semana pasada en Santa Rosa y también en el Consejo Federal Fitosanitario, en Córdoba, donde fueron discutidos por científicos y técnicos.

“Los resultados fueron excelentes. Tuvimos mucha aprobación porque no hay provincias que hagan este tipo de análisis, que tengan datos fehacientes de moléculas o agroquímicos en aguas subterráneas”, contó.

Por último, Carlos Ferrero consideró que el agua de la provincia se encuentra en buenas condiciones para el consumo humano. “Las denuncias vienen por suposiciones. Los datos que tenemos nos corrobora que no existe contaminación de agroquímicos y fueron hechas por laboratorios reconocidos .

DSC09269 copia copia