En la sala Mechi Mario de Casa de Gobierno y encabezada por el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, se llevó adelante una nueva reunión de la Mesa de cereales y oleaginosas. 

La misma está integrada por el INTA, el Ministerio de la Producción, entidades del sector y productores agropecuarios. Apunta al análisis de las problemáticas específicas del sector.

Frente a este nuevo escenario climático que atraviesa La Pampa, desde el Gobierno Provincial se propuso la creación de una ley para la conservación de suelos, apuntando a la diversificación de cultivos, sobre todo en campos alquilados. Se trata de incorporar claúsulas que obliguen -tanto al productor que alquila o al propietario- a evitar el monocultivo y favorecer las medidas de cuidado y protección del medio ambiente.

Moralejo explicó que la intención es buscar soluciones que complementen las obras hidráulicas con el manejo de los suelos por parte de los productores, “queremos evitar los escurrimientos que comprometen seriamente al sector productivo y a las redes viales”, sintetizó.

Agregó que se apunta a analizar la propuesta con los distintos sectores como los Colegios profesionales, los productores, el INTA, el Conicet, “para avanzar en una ley que nos conforme a todos y que tenga por finalidad trabajar en una agricultura que sea amigable con el medio ambiente. Que tienda reducir estas problemáticas hídricas que se producen por exceso de lluvias. Seguramente haremos una próxima reunión para consensuar una propuesta que nos lleve a tener un compromiso a todos”, consideró.

La preocupación mayor del Ministerio de la Producción pampeano tiene que ver con la cantidad de agua en la superficie y de suelos sin piso, “la inquietud que tenemos es la incertidumbre de la continuidad del clima en los próximos meses. Si tenemos lluvias normales o por debajo de las normales, vamos a recuperar una importante cantidad de superficie para poder sembrar. En lo cual creo que se vería afectada un 20% de la superficie agrícola que tiene la provincia para poder ser implantada en la próxima campaña. Es importante mencionar que será compensada con nuevas áreas con implantación de cultivos de cosecha gruesa, que antes eran marginales y que por estos nuevos niveles de lluvia se podrán introducir”, finalizó Moralejo.

DSC01659