La localidad de Ingeniero Luiggi ya tiene su club de ciencias en marcha y registrado oficialmente en la Red de Clubes de Ciencia del país en el MINCyT. “Eureka” se suma así a los clubes de ciencia ya existentes en la provincia.

Días atrás, el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, junto a la directora de Ciencia y Tecnología, Luz Lardone, visitaron Eureka y participaron de la charla denominada “Ampliar la mirada: de qué hablamos hoy cuando hablamos de ciencias, tecnologías e innovaciones”.

La idea es contribuir a la iniciativa de los alumnos del colegio Héroes de la Patria, los docentes asesores, quienes orientan al club, están respaldados por la directora del colegio, Bibiana Claverie. Eureka está integrado por los alumnos Joaquín Bonaparte, Martina Schieda, Yago Sosa, Keila Pérez, Valentino Renaudo, Sofía Martín Díaz, Josefina Fresno, Fiorella Amé, Julieta Villegas, Delfina Mamaní Ladousse, Franco Castagno, Agustina Escuredo, Elda  Bertello, Florencia Morero, Marìa Lucia Arisi y Tomàs Constantino Fumiatti.

El ministro de la Producción consideró que la motivación y el fortalecimiento de las vocaciones científicas y tecnológicas en los jóvenes son ejes fundamentales. “Felicitamos a los integrantes del Club de Ingeniero Luiggi, Estamos felices de que los jóvenes de la provincia se acerquen cada día un poco más a las ciencias y las tecnologías. Ellos serán quienes, con creatividad e imaginación, puedan atender las múltiples demandas de conocimiento que requiere y requerirá la provincia”, consideró.

Sostuvo que el avance de la tecnología y las ciencias aplicadas junto a la educación son herramientas que fortalecen el desarrollo humano y social, “además de potenciar el talento y las capacidades tanto individuales como colectivas. Detrás de la creatividad y la curiosidad, empezamos a recorrer el camino del potencial de las ciencias, las tecnologías y el conocimiento si pretendemos dar un salto como provincia”, enfatizó.

Por su parte, Lardone afirmó “nos propusimos reconocernos en las particularidades de la diversidad, revisar herramientas que nos permitan analizar, diagnosticar, discutir y argumentar sobre los distintos paradigmas de ciencia y tecnología. También poner en valor lo local en lo global y viceversa”.

Los clubes de ciencia son espacios de educación no formal compuestos por grupos de niños, jóvenes y adultos guiados por, al menos, un asesor mayor de edad elegido por ellos. Realizan actividades en torno a temas de ciencia por fuera de la dinámica escolar, contribuyendo a la alfabetización científica y tecnológica del grupo y la comunidad. Llevan a cabo proyectos científicos, tecnológicos o sociales, pueden tratarse de investigaciones o manipulaciones experimentales, pero no se limitan a ellas. Se reúnen en escuelas a contraturno, en casas particulares, en locales propios y hasta en plazas públicas. No hay un límite para la cantidad de integrantes de un Club, tampoco hay restricciones de edad, de extracción social o de ninguna otra naturaleza.

Eureka